Las frutas rojas de Noyon

Noyon es una ciudad tradicionalmente  de mercados y el mercado de frutas rojas es sin duda el más conocido de todos.

Al final del siglo XIX nació el mercado de frutas rojas. Tenía lugar en la plaza del ayuntamiento todos los días excepto los sábados, de junio hasta mediados de julio. A las 4 de la mañana comenzaba, la apertura era proclamada con una campana por el comisario. Los mercantes venían con sus carrozas, vigilaban como eran pesadas las canastas de 20kg en promedio. Una vez la transacción hecha, las frutas rojas eran llevadas a la estación de Noyon para transportarlas en tren al norte de Francia o a Inglaterra.

Para valorizar esta historia y su manera de trabajar, el Mercado de frutas rojas fue renovado al gusto de nuestros días en 1987.

Desde entonces, cada el año el primer domingo de junio, productores locales, artesanos de arte y productos alimenticios, se reúnen alrededor de la catedral. Una fiesta pintoresca y auténtica. La ocasión perfecta para probar frutas frescas, mermeladas,  jaleas, pastas de frutas, etc.