El encaje de Chantilly.

El encaje de Chantilly es famoso en el mundo entero.

Este encaje de seda es generalmente negro, muy rara vez blanco. Se hace con canilla/ bobina (pequeños palitos de madera) En 1830, la industria del encaje empleaba alrededor de 4000 personas en el área de Chantilly.

Al final del siglo XVIII, bajo el primer imperio y hacia 1850 el encaje de seda fabricado en, Chantilly llevaba el nombre de blonda de “blonde” en francés (rubia en español) recibía este nombre debido al color de la seda que producía el capullo de la mariposa, le bombyx du mûrier. Cuando el hilo ha sido teñido de negro, la blonda llevaba el nombre de blonda negra.

La Vogue de rubias blancas y negras dura hasta 1840 para dar lugar al encaje de chantilly negro que llamaban Chantilly y vio su apogeo bajo el mandato de Napoleón III. La esposa de este la emperatriz Eugenia de Montijo, de origen español, amaba el encaje negro y ella lo pone de moda.

La ciudad crea un museo municipal del patrimonio y el encaje, reuniendo bellas piezas de colección.